Qué ver y hacer en Pokhara

asia Nepal
on
1 mayo, 2019

Había leído mucho acerca de Pokhara y de lo diferente que era de Kathmandu, alejada del bullicio y la contaminación… Un lugar donde relajarse, comer bien y disfrutar a orillas de un gran lago.
Después de un par de días en Kathmandu, tenía muchas ganas de llegar a Pokhara y ver con mis propios ojos si todo lo que había leído era cierto.

La zona más cercana al lago es muy tranquila y muy limpia, más aún si la comparamos con Kathmandu. Pokhara está llena de hoteles, restaurantes y discotecas. Tiene mucha vida nocturna, aunque sí que es cierto que es una zona hecha para el turista, un rollo Benidorm en Nepal.

Pokhara es conocida por ser la ciudad donde se inician los trekkings hacia el Annapurna, la décima montaña más alta del mundo y la más peligrosa de escalar. En esta ciudad se encuentran numerosas agencias donde poder reservar estos trekkings, todas las actividades de aventura y donde comprar los billetes de autobús. Los billetes también se pueden comprar en el propio hotel donde te alojes (como hice yo), en agencias o en la estación principal de autobuses que se encuentra muy cerca del Lakeside.

Cómo llegar de Katmandú a Pokhara


Existen varias posibilidades a la hora de viajar de una ciudad a otra. La más rápida es el avión aunque también es la más cara, alrededor de 80 euros el trayecto.

También se puede llegar en taxi, coche privado o en autobús. Yo me decanté por esta última opción.

El autobús es la opción más económica aunque también es la más lenta, ya que pese a estar a poco más de 200km de distancia, se tarda entre 7-8 horas en llegar. El viaje es un poco pesado y por una carretera en ocasiones peligrosa y llena de baches. Lo mejor en estos casos es intentar no pensar que te vas a caer por el barranco y dejar que todo fluya jeje.

El autobús hace 3-4 paradas durante el viaje para ir al baño y comer. Las paradas son en  “áreas de servicio” donde suelen servir comida tipo buffet libre. Todo muy cutre la verdad, así que no esperes un restaurante con carta o un baño como los de un hotel, porque no lo encontrarás jeje.

Una zona perfecta para comprar el billete en Kathmandu para hacer este recorrido, es en el barrio de Thamel. Hay miles de agencias donde comprar los billetes, de modo que no te preocupes por eso. El precio ronda las 800 rupias, en algunas agencias suelen pedir entre 700 y 1000 rupias. Yo la compré por 800 y haciendo el trayecto a la inversa me salió por 700 rupias, un poco más económico. En la misma agencia te indicarán a que hora y donde tienes que ir para coger el autobús, puede ser en la estación o como en mi caso, en una “parada” en la calle.  El chico de la agencia fue muy amable, quedé a las 07:00h delante de su agencia y él mismo me acompañó hasta el lugar.

El trayecto en autobús es toda una experiencia, así que si tienes tiempo de sobra y quieres ahorrarte unos eurillos esta es la mejor opción.

¿Qué ver y hacer en Pokhara?


-La Pagoda de la Paz Mundial

Se trata de un monumento construido por monjes budistas, un lugar sagrado donde muchos de ellos van a meditar.  Está situado en lo alto de una colina, desde allí se puede ver toda la ciudad, las vistas son increíbles. Vale la pena subir todas las interminables escaleras durante aproximadamente 30 minutos. La parte buena es que no necesitas hacer ejercicio en una semana jeje. Hasta estas escaleras se puede llegar en taxi o bien en bote cruzando el lago y desde ahí comenzar la subida.

– Cascadas de Devi

Se puede llegar en autobús, taxi o alquilando una bicicleta. Se encuentra a unos 4km del Lakeside, no están nada escondidas y se llega con facilidad. La entrada cuesta 30 rupias. A estas cascadas se las conoce como “La caída del infierno”, según me contó un hombre local. No son unas cascadas gigantescas ni nada del otro mundo, pero son bonitas y diferentes, ya que el río se pierde en la tierra y no se llega a ver el final.

-Las Bat Cave

Justo delante de las Cascadas de Devi se encuentran las Bat Cave . Para entrar hay que atravesar una especie de mercadillo y acceder a través de un templo con unas escaleras decoradas con diferentes figuras que bajan directas hacia el interior de la cueva.  Es un sitio alucinante, bastante grande y lleno de murciélagos colgando del techo. La cueva tiene bastante amplitud así que no da sensación de claustrofobia. El acceso a esta tiene un pequeño coste pero es algo significativo. 

Remar hacia el templo de Barahi

Está situado en medio del lago Phewa, es un lugar espiritual y solo es posible acceder a él en bote. Vale la pena cruzar el lago y verlo, es un lugar donde se respira paz. Los botes se pueden alquilar por horas y su precio ronda las 375 rupias. También se pueden alquilar canoas por unas pocas rupias más.

Sobrevolar el lago en parapente

Es una experiencia única, disfruté muchísimo a pesar de pasar un poco de miedo jeje. El vuelo dura alrededor de 20 minutos y con suerte, se puede llegar a ver el Annapurna de fondo. Es una postal única que realmente vale la pena hacer una vez en la vida pese a ser una “turistada”. El vuelo comienza desde una colina desde donde se puede ver toda la ciudad. Si no te dan demasiado miedo las alturas… pruébalo te aseguro que será una gran experiencia.

El precio que pagué por el vuelo en parapente fue de 50 dólares con el traslado desde el hotel, fotos y vídeos incluidos. Realicé la actividad con la compañía de Blue Sky Paragliding y la experiencia fue increíble, los chicos son unos grandes profesionales y muy agradables.

– Iniciar alguno de los muchos Trekkings de los Annapurnas

Pokhara es la ciudad base para iniciar muchos de estos trekkings, es donde los viajeros llegan antes y después de esas largas caminatas para descansar y preparar su viaje. Estos trekkings pueden hacerse en solitario o con guía contratado por alguna de las cientos de agencias que hay en el país, sobretodo en Thamel antes de viajar a Pokhara. Normalmente las agencias se encargan de tramitar los permisos, ofrecen un seguro si es necesario y alojamiento, aunque eso no resulta barato.

Por otra parte, está la opción de hacerlos por tu cuenta. Para ello son necesarios dos permisos obligatorios, el Entry Permit y el TIMS. Estos permisos se pueden tramitar en Katmandu o en la misma Pokhara.

Pese a que yo no realicé ninguno de estos largos trekkings y no necesité estos permisos, acompañé a dos amigos que conocí durante el viaje  y  realizaron el trámite en Pokhara, fue muy fácil y rápido.

Los permisos en Pokhara se pueden obtener en el “ACAP“, las oficinas del área de conservación del Annapurna. Estas oficinas se encuentran muy cerca de la estación de autobuses, a 5 minutos caminando. Los documentos que te solicitarán en la oficina son el pasaporte y un par de fotos de carnet para cada permiso, si no las llevas no pasa nada, te las hacen allí en el momento y son gratuitas. El precio de los permisos no supera los 40€. Allí mismo te indicarán que permisos son los necesarios y te lo facilitarán todo sin problemas, simplemente rellenando un par de hojas y esperando unos minutos tendrás todo lo necesario para emprender tu aventura.

Estatua dorada de Buda

Como dijé me gusta improvisar en mis viajes y en esta ocasión improvisando encontré la estatua dorada de Buda. Una gran estatua dorada de buda en una colina en la zona del Lakeside. No sé si ese templo tiene algún nombre en concreto ya que nunca he encontrado información acerca de él y de hecho lo vi de casualidad caminando por allí y me decidí a subir.

La subida es un poco complicada ya que es una senda empinada y sin escalones, al menos por la parte por la que yo subí (igual había un camino decente y ni me enteré jeje). Una vez arriba te sorprende la gran estatua y unas vistas del lago de Pokhara increíbles. Se puede llegar allí caminando desde la calle principal del Lakeside, está enfrente de los restaurantes aunque está medio oculto, mucha gente ni se da cuenta de la existencia de este templo.

Dónde comer?


Pokhara ofrece infinidad de restaurantes y cafeterías donde comer tanto comida local como occidental (aquí te cuento los platos típicos de Nepal). Este es listado de los lugares donde comí durante mi visita a Pokhara y recomiendo:

El Bocaito Español:

Para todos los nostálgicos.  La dueña es de Alicante, muy amable y la comida está riquísima. Además tiene unas vistas al lago que quitan el hipo y una gran terraza donde practicar Yoga y meditación.

Godfather’s Pizza:

Lugar perfecto para volver a la comida occidental. Se encuentra en el Lakeside, es un lugar donde comer pizzas hechas con horno de leña. Se pueden encargar para llevar, están realmente buenas.

Koto:

Restaurante japonés. El ramen está increíble y a buen precio.

Paradiso sports Bar & Grill:

Típico bar americano pero en Nepal jejeje. Tiene música en directo todas las noches, una tv enorme donde ver los deportes y una terraza chulísima con vistas a lago donde podréis comer desde una hamburguesa hasta comida local.

Byanjan Restaurant:

Es el sitio que más me gustó de allí para comer o cenar. Sirven todo tipo de comida, pero sobretodo comida local muy buena y a buen precio para ser Pokhara. Tiene varias alturas y varias terrazas que dan al lago, el sitio es muy bonito y el personal es muy amable.

Cafe 17 French Bakery:

Ideal para desayunos, muchos tipos de té, cafés y sobretodo, deliciosos dulces. Está situado en la calle principal del Lakeside.

Coffe Sane & internet cafe:

El sitio es muy acogedor, decorado con discos, guitarras, etc. Es ideal para tomar algo relajado, charlar con el dueño y conectarse un rato a Internet. Lo Recomiendo 100%. Se encuentra en una callecita estrecha entre el lago Phewa y la calle principal, al lado de un salón de tatuajes.

TAGS
RELATED POSTS

LEAVE A COMMENT

¿A dónde quieres ir?
Nosotros
Sandra y Jorge

O mejor dicho Morsi e Insa jeje. La obsesión por viajar nos llevó a conocernos. Gracias a esa pasión en común, hemos creado este rinconcito donde contar y expresar lo que más nos gusta, recorrer el mundo. Entre los dos sumamos más de 46 países visitados y… en camino vamos de que sean muchos más.